Frases con amor que puedes compartir con tu pareja

¡Ay el amor!, ese motor que mueve tantas escenas de la vida cuando dejamos que crezca, esa desazón que se coloca en lo más profundo del que lo siente y que es el protagonista indudable de todas las artes que pueblan el planeta. Bonitas frases con amor para llevar un poco de romanticismo a tu vida. Sin duda alguna el amor es la mayor de las inspiraciones para crear las frases más sentidas por cualquier persona que haya podido bailar al son del enamoramiento. Resumirlas en diez sería casi grosero, así que simplemente compartimos en este post las que nos despiertan la mayor de las curiosidades: el deseo por aprender del amor saludable.

“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección”. Antoine de Saint-Exupery, escritor francés.

Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección, frases con amor

Y eso es justo lo que se consigue cuando se superan todas las pruebas del amor y el vínculo se establece sin titubeos, es ahí donde los enamorados pueden crecer generando juntos algo más grande que la suma de dos, un tercero conocido como la relación de pareja que necesita de ambos para ser cuidada. Ahora otra frase para disfrutar de las frases con amor que os estamos presentando.

“Y para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor”.
Mario Benedetti, escritor y poeta uruguayo.

El amor debe ser correspondido para poder ser gratificante. No se trata de exigir al otro que entregue lo mismo y de la misma manera, pero sí que es importante que exista equidad entre amar y ser amado, entre dar y recibir. Al menos así necesita experimentarse el amor en pareja para ser equilibrado, donde ninguno ejerza de padre ni de madre cuidador sino que ambos puedan ofrecer al otro algo parecido a lo que les es entregado, entonces el enamoramiento adquiere sentido.

“En asuntos de amor, los locos son los que tienen más experiencia. De amor no preguntes nunca a los cuerdos; los cuerdos aman cuerdamente, que es como no haber amado nunca”. Jacinto Benavente, escritor español

Como bien dice Benavente, el amor no es algo sobre lo que pensar sino que básicamente se define por actuarse, por sentirse y vivirse sin razonamientos ajenos a la pasión. Las personas racionales tienden a valorar lo que es bueno, malo, adecuado, conveniente, justo, sensato, dejando de lado lo único que alimenta la afectividad: el dictado del corazón, él único que encuentra orden en el caos y sentido en lo incomprensible. Amar es dejarse llevar, desconectar de la realidad milimetrada y volar a las ramas más lejanas a la razón.

“En un beso, sabrás todo lo que he callado”. Pablo Neruda, poeta chileno.

Qué valiente resulta el poder decir al otro lo que uno siente sin tapujos ni miedos, sin embargo a veces se calla por vergüenza, timidez o falta de palabras, aun cuando el sentimiento es tan intenso como el contado. Lo que no es dicho puede también actuarse y llegar a la misma distancia que las palabras, los besos, las caricias, la manera de mirar, de cuidar o de tocar son los mejores marcadores del grado de amor experimentado.

“Así crece el amor: dando amor sin esperar cuánto puedes recibir a cambio. Sí, recibes. Llega mil veces más de lo que diste. Pero de una forma natural. No hay que exigirlo. Cuando lo exiges, no viene. Cuando lo exiges, lo has matado.” Osho, maestro espiritual hindú.

Las exigencias en las relaciones son siempre fuente de conflicto y el comienzo de un estilo comunicativo cargado de reproches: “yo eso lo hice por ti y ahora te toca a ti”, así mandan las leyes tácitas de la exigencia. Amar es dar, con sentido común obviamente, pero entregar en este caso no persigue recibir nada a cambio sino que surge como expresión del amor mismo, su finalidad es únicamente la comunicación al otro de que lo suyo es un universo importante para nosotros y al que deseamos prestar atención y mejorar. En este camino de la entrega se encuentra la equivalencia en el otro de manera espontánea y cuando no es así, terminará extinguiéndose de manera natural.

“No olvides nunca que el primer beso no se da con la boca, sino con los ojos”. O. K. Bernhardt, escritor alemán.

Los enamorados pueden pasar horas mirándose a los ojos, compartiendo frases con amor, casi comiéndose con la mirada, es una forma de mirar única y extraordinaria donde se dibuja al otro como un ser perfecto, sin defectos ni fallas, es la mirada incondicional del que siente el apego en forma de amor y que alimenta el flujo emocional de la pareja. De hecho, con el paso del tiempo muchas de las quejas en las parejas radican en esta mirada que acaricia y besa: “ya no me miras como antes”, despertando el temor más antiguo del ser humano…será que ya no me amas.

 “Todo lo que sabemos del amor es que el amor es todo lo que hay”. Emily Dickinson, poetisa estadounidense.

No importa la forma, no importa la edad, no importa el color, no importa la raza, no importa el sexo, lo único que importa es la existencia del amor. El amor materno, paterno, familiar, sentimental o de la amistad son distintas fuentes de las que se alimenta nuestra necesidad más primaria, la de ser reconocidos, aceptados y queridos. Sin amor, sin amor no hay nada.

 ”He experimentado de todo, y puedo asegurar que no hay nada mejor que estar en los brazos de la persona que amas”. John Lennon, músico británico.

Esto es justo la esencia del amor, puede haber miseria, hambre, miedo, caos, crisis, tensión y sin embargo, cuando uno se cobija en los brazos de la persona que ama, la paz vuelve a aparecer en forma de afecto, posiblemente la mejor medicina para el alma sea justo esta, el abrazo sentido y entregado.

“Cierto que en el mundo de los hombres nada hay necesario, excepto el amor”. Johann Wolfgang Goethe, poeta y dramaturgo alemán.

Podemos vivir con muy poco, de hecho la supervivencia está garantizada con alimento, sueño y seguridad, eso sí, para nuestra estabilidad mental el amor es un indispensable, del tipo que sea, pero debe estar presente en alguna de sus formas, sin él podemos morir en vida. Aquí te hemos dejado pequeñas pinceladas de frases con amor para vivir el romanticismo.

“El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio”. Stendhal, escritor francés.

El amor es una flor, frases con amor

El amor es valioso e implica riesgos para darle vida. En cuestiones de amor las dudas resultan dañinas, hacen tambalear los vínculos. El amor tiene tanto valor como valor le de uno a sus decisiones para lograrlo y mantenerlo a flote. El amor nos puede llevar al abismo, pero allí se encuentra, esperando a ser poseído y regado.

Si te gusto la selección de frases con amor que hemos compartido, no dudes en invitar a tu pareja a vivir el amor.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar